sábado, 31 de diciembre de 2011

5-Así llegué a Galápagos

ISLAS GALÁPAGOS, ECUADOR, sábado 31 de diciembre de 2011

Por la mañana temprano tomé en el aeropuerto de Guayaquil, mi vuelo con destino a Baltra, una de las19 islas del archipiélago de Colón, más conocido como las islas Galápagos, ubicadas a casi 1.000 kilómetros del continente. Las islas pertenecen a la República del Ecuador desde 1832 y desde 1973 conforman la provincia de Galápagos.
Descendí en Baltra, la isla que en tiempos de la Segunda Guerra Mundial fue una base militar de los Estados Unidos desde donde se controlaba el Canal de Panamá.


Realizando los trámites migratorios, me informaron que mi ingreso al Ecuador no estaba registrado en los sistemas, por lo que debieron tomarme todos los datos y sin problemas, me autorizaron el ingreso, luego de abonar los 50 dólares correspondientes, por ser ciudadano del MERCOSUR (los extranjeros abonan 100 dólares).

El percance derivó en que quedé último en la fila para subir al bote que cruza el Canal de Itabaca y lleva a los pasajeros hasta la isla Santa Cruz. Una vez allí, todos corren a los colectivos que atraviesan toda la isla hasta llegar a Puerto Ayora. Me detuve unos minutos para hacer mis necesidades junto a unas plantas, y debí apurarme ya que el último grupo de pasajeros estaba arribando a una combi. Todos eran brasileros. Entregué mi mochila al chofer y me senté muy cómodamente, hasta que unos minutos después, ya a punto de salir, me informaron que aquel era un transporte privado, contratado por una agencia de viajes para los brasileros, así que debí bajarme, y demoraron otros minutos en sacar mi mochila que había quedado debajo de todo, tapada por el equipaje de los brasileros. Corrí entonces hasta el último colectivo que estaba saliendo, y el chofer me hizo señas de que iba colmado, que ya no entraba más nadie. Primer inconveniente: había perdido todos los buses, y tendría que esperar allí hasta que llegase otro grupo de pasajeros y un nuevo micro se complete.




Pero me consolaba a mí mismo pensando: “Cuántas veces he estado esperando el colectivo, o el tren para ir a trabajar. Ahora no tengo ningún apuro, y además, este paisaje es sublime”. Y lo era por demás. Pelícanos por doquier, gaviotas y todo tipo de pájaros sobrevolaban el canal, y decenas de cangrejos se aglomeraban sobre las rocas negras de la costa.
Más de una hora demoró la espera, y ya me estaba impacientando, hasta que el micro  finalmente salió. El camino es ascendente, puesto que la isla es una especie de montaña cuya altitud alcanza los 860 metros. Cuando atravesamos la parte más alta comenzó a hacer frío y a llover bastante, pero de nuevo salió el sol cuando estábamos llegando a la ciudad.



Al cabo de 40 minutos llegamos a Puerto Ayora, allí me puse a charlar con un guayaquileño y una pareja de argentinos que viajaban conmigo en el micro. Una señora, en el muelle nos ofreció un cuarto para dos personas por 10 dólares cada uno. Allí se fue el matrimonio. El guayaquileño ya tenía reserva en un hotel y se fue, luego de anotar mi mail y acordar encontrarnos aquella noche en el muelle para recibir el año. 







Aunque es el centro urbano más grande de las Galápagos, Puerto Ayora es una ciudad pequeña, y todo queda cerca, así lo comprobé cuando pregunté cómo llegar al lugar que Jorge, un miembro de www.couchsurfing.org  que vive allí me había recomendado para alquilar. Era una habitación en una casa que nunca encontré. Peró en su lugar hallé otra casa donde me dijeron que se alquilaban cuartos por 10 dólares. La casa estaba abierta auque no había absolutamente nadie, entonces la recorrí y las habitaciones eran francamente espeluznantes, así que me atreví a dejar la mochila en la puerta y empecé a preguntar a los vecinos donde conseguir un hospedaje acorde a mi presupuesto.
Después de un buen rato de preguntar aquí y allá decidí poner en práctica mi plan B, acudí al hotel “Los amigos” que me había recomendado una usuaria de www.viajeros.com y con el cual ya me había comunicado vía mail. 

En “Los amigos” me recibió Mary, su propietaria. Es un hotel sencillo, económico y bien ubicado. Mary me explicó que había un cuarto individual pero que se encontraba ocupado, y que le quedaba uno doble, a 25 dólares la noche. Entonces se me ocurrió hacer una contraoferta:
-Me cobrás la mitad, o sea unos 12,50 dólares y me quedo toda la semana, y si cae algún otro viajero solitario compartimos la habitación.
Mary aceptó enseguida, y el único comentario que hizo, fue:
-Quédate tranquilo que aquí no hospedamos a ecuatorianos.
-¡La discriminación empieza por casa!-, pensé. Y eso que el hotel se llamaba “Los amigos”.
En definitiva, por 12 dólares y medio tuve un cuarto para mi solo durante seis días, con vista al mar desde una ventana y a la montaña desde la otra. Era pura ventana ¡Una joyita! El baño era compartido, y la cocina estaba totalmente ocupada con microondas, agua potable, heladera, y hasta cubiertos. El primer inconveniente lo tuve al tratar de cerrar la puerta. No conseguía hacer girar la llave y unas chicas del cuarto contiguo me indicaron como hacerlo.
  

Después de acomodarme me fui a un cíber para comunicarme con mi familia, y ya eran más de las cinco cuando me encaminé hasta la Estación Científica Charles Darwin, ansioso por ver a las tortugas gigantes. Pero no encontré absolutamente a nadie caminando por los senderos y temí que cerraran el predio conmigo adentro, así que una vez en la entrada decidí volverme. Estaba agotado, con hambre y con sueño. En el camino fotografié a unas iguanas que andaban en el muelle caminando como si nada entre la gente. Cuando vi la primera me asusté, y desde lejos me pareció tan grande que la confundí con un mono.



De ahí me fui a la famosa calle de los kioscos, allí donde todo el mundo me había dicho que se come por 3 dólares. Así lo hice. Tomé una sopa, un ceviche mixto y una gaseosa. Me llené bien la panza y me volví al hotel donde apenas me apoyé en la cama me quedé dormido. Con tanta cosa, ni siquiera me había detenido a pensar en que estaba solo, en la noche de año nuevo, a 1.000 kilómetros del continente, muy lejos de mi familia y de mi gente, lo más lejos que había estado jamás. El año se terminaba y mientras en todas partes del mundo la gente se preparaba para festejar, yo me quedaba profundamente dormido.










7 comentarios:

  1. buenas, muy interesante tu post. te escribo porque estoy por viajar a ecuador y peru, y las islas son mi mayor interes pero son tambien el punto mas caro del viaje, por ser el mas turistico claro esta! por eso te queria preguntar si tenes idea de mas o menos cuanto te salio todo el viaje a las galapagos, incluido hospedaje y comida aproximadamente! muchas gracias!! saludos
    carolina

    ResponderEliminar
  2. Hola Carolina. Los gastos de los 6 días fueron:
    Excursiones: 170 U$S
    Gastos generales (hospedaje, comida, transporte interno, comunicaciones, etc): $200
    Vuelo Guayaquil-Galápagos I/V por LAN: U$s 370

    Espero te sirvan los datos.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Hola, estoy por viajar a Galápagos y quisiera si es posible me des mas datos del hospedaje.

    Gracias.

    Margarita María Suárez Rincón.
    Colombia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Hola Margarita, recién veo tu comentario, perdón por no responder antes. El hotel Los Amigos queda sobre la Avenida Charles Darwin que es la principal de Puerto Ayora, y a dos cuadras del muelle como yendo hacia la Estación Científica Charles Darwin. Queda frente a las oficinas de TAME y pegado a la disco "Limón y Café". Espero haber llegado a tiempo con la información. Saludos!

      Eliminar
  4. Muchas personas hacen viajes a galápagos, pero sería imperdonable no visitar y conocer la famosa islas Post Office.

    Si vas a las Islas Galapagos tienes que ir a Post Office !!!

    Saludos
    Aurelio Casillas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buen dato Aurelio! Lo tendré en cuenta para mi próximo viaje a las islas. Gracias!

      Eliminar

Etiquetas

Altiplano Boliviano (3) Año nuevo (4) Arequipa (3) Arica (2) Baños (1) Bariloche (2) Belo Horizonte (2) Cabanaconde (1) Canoa (1) Cañón del Colca (1) Cataratas del Iguazú (1) Chile Chico (1) Chiloé (1) Chinchero (1) Chivay (1) Colonia (1) Congonhas (1) Copacabana (2) Cotacachi (2) Cotopaxi (1) Coyhaique (3) Cuenca (4) Curitiba (1) Cuzco (7) El Bolsón (1) El Calafate (4) El Chaltén (5) El Cisne (1) Encarnación (1) Esquel (2) Floreana (1) Florianópolis (1) Frutillar (1) Futaleufú (2) Géiseres del Tatio (1) Guayaquil (2) Humahuaca (2) Ibarra (1) Ilha Grande (2) Ingapirca (1) Iquique (6) Isabela (1) Isla del Sol (1) Islas de los Uros (1) Islas Galápagos (9) Jesús de Tavarangué (1) La Paz (4) La Quiaca (1) La Tirana (1) Latacunga (1) Loja (2) Los Antiguos (2) Maca (1) Machu Picchu (5) Maras y Moray (1) Mariana (1) Matilla (1) Misahualli (1) Misiones (1) Mitad del Mundo (1) Mollendo (1) Montañita (3) Montevideo (1) Niterói (1) Ollantaytambo (1) Otavalo (1) Ouro Preto (3) Paraty (1) Petrohué (1) Pica (1) Písac (1) Porto Alegre (1) Posadas (1) Potosí (2) Puerto Ayora (4) Puerto Guadal (1) Puerto Iguazú (3) Puerto López (2) Puerto Montt (2) Puerto Natales (2) Puerto Río Tranquilo (2) Puerto Varas (1) Puno (3) Punta Arenas (2) Purmamarca (4) Puyehue (1) Quilotoa (1) Quiroga (1) Quito (5) Río de Janeiro (4) Salinas Grandes (1) Salta (3) San Ignacio (3) San Martín de los Andes (1) San Pablo (1) San Pedro de Atacama (4) Santa Cruz (7) Sillustani (1) Sucre (1) Tacna (3) Tena (2) Tilcara (2) Tiwanaku (1) Torres del Paine (1) Trinidad (1) Tupiza (1) Turi (1) Ushuaia (8) Uyuni (3) Vilcabamba (3) Villa La Angostura (1) Villazón (1) Yanque (1)

Visitantes del mundo